Si el slogan de Alexso es “cocinando sensaciones” está claro, muy claro, que nosotros las comemos. Y esto se puede percibir en cada ocasión en la que la cuchara, el tenedor o un trozo de pan se acerca a tu paladar. Alexso es un sitiazo y aquí vamos a intentar explicaros por qué. 

Nosotros nos hemos pasado un par de veces por su local. En la primera, hace unos tres meses, disfrutamos de la Ruta Alexso: una hora y media de camino por su carta con parada en alguno de sus platos más deliciosos. Y todo ello a un precio bastante razonable. Su decoración es distinguida y la estrechez de su local, lejos de hacerlo pequeño, le da un toque acogedor que hace de su restaurante un lugar más exclusivo.

Fue tan buena la experiencia que además de recomendárselo a amigos, decidimos repetir por nosotros mismos y la semana pasada volvimos a dejarnos caer por calle Mariblanca, aunque esta vez con la carta en la mano para ser nosotros los encargados de elegir.

Las cartas sobre la mesa

Como éramos muchos y nos gusta probar de todo, pedimos varios platos y ningún individual de la carta de Alexso.

  • Foie Mic–Cuit, Compota de Piña y Naranja Confitada: un entrante perfecto para abrir boca y prepararte para lo que viene. Acompañado con chips de plátano macho que le vienen como anillo al dedo.
  • Fideos en Tinta de Calamar con Ali Oli de Albahaca: una auténtica chulada de plato. Precioso, original y muy, muy sabroso. Los que nos seguís en nuestra cuenta de Instagram pudisteis ver como fue romper esa red de tinta.
  • Ajo Blanco Malagueño, Carpaccio de Gamba de la Bahía y Sorbete de Mango: esta vez nos dejamos aconsejar por un familiar, y gracias, gracias y mil gracias. Delicioso. No soy un gran amante del mango y el sorbete era perfecto. Dulce y dándole un protagonismo justo al plato. Ir a Alexso y no probar el ajo blanco es como no haber ido.
  • Cochinillo Asado Crujiente con Chutney de Manzana: os lo diré muy claro. No soy ningún amante de la carne y este plato es mi favorito. Creo que está todo dicho. Jugosísima su parte interior y el crujiente de su exterior es la esencia del plato.
  • Codillo Asado a Baja Temperatura con  Vermuth acompañado de Patatas y Pimientos: el color del interior del codillo es de foto. El trato a las carnes asadas en este restaurante es definitivamente exquisito.
  • Saco de Turrón envuelto de Chocolate: y ya fuimos con los postres. El emplatado de esta opción era precioso y su sabor no tenía nada que envidiar.
  • Brownie de Chocolate con Helado de Vainilla: el brownie contaba con avellanas entre sus frutos secos que le daba un sabor distinto al tradicional, pero que enganchaba.
  • Coulant de Chocolate Blanco con Helado de Violetas: si amas el chocolate blanco, amas esta explosión. El bizcocho que recubre el chocolate blanco es delicioso. El helado de violetas es un recuerdo constante a esos caramelos de violeta que todos reconocemos. Chapeau.

Hay algunos detalles de Alexso que no queremos contaros, porque os romperíamos la sorpresa que es ir hasta allí. Alexso, además de ser un muy buen restaurante, es una experiencia. Seguro que lo recordarás porque aquí te lo pasarás muy bien. ¿Que a qué nos referimos? Pues a que en Alexso probarás un huevo invisible. Sí, como lo oyes. Tú pregunta por ello, aunque seguro que te lo sirven como invitación a tu llegada.

Pero además, en los postres cuentan con dos trampantojos. Un sándwich de salmón con patatas fritas y ketchup y un plato de los montes. Sí estas dos opciones son postres. Pídelo y sonríe.

La cuenta

  • Lo mejor: es diferente a lo que hay en Málaga. Un gustazo dejarte sorprender en sitios así.
  • Lo peor: es difícil decir algo, quizá los trampantojos sorprenden más por el engaño que por el sabor.
  • El precio: 20-30€ por persona.
  • Recomendación: el ajoblanco y el cochinillo, son unos fijos.
  • Nota: 9’5.
  • Localización: Calle Mariblanca, 10, 29012 Málaga

2 comentarios en “Alexso: comiendo sensaciones”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.