A pesar de que en los últimos años ha cambiado al menos dos veces de registro, Antonio Martín es un clásico en Málaga y el que aproveche su ubicación sabe que va a estar en boca de todos. Que sea por mucho o poco tiempo, depende de su cocina.

“Tres ambientes diferenciados, una terraza con vistas al mar, un acogedor salón y una zona informal de tapeo consiguen que este restaurante pueda llegar a los gustos de cualquier público”. Esa es la carta de presentación de ‘El Merendero de Antonio Martín en su página web.

El grupo Gorki se ha hecho con el emblemático local con puertas al mar de la Malagueta apostando por la tradicional ensaladilla rusa con melva canutera, los buñuelos de bacalao con ali oli de naranja o las patatas a lo pobre con huevo trufado y jamón ibérico. Estas son, según ellos, las especialidades de la casa.

En un entorno similar al que dejó La Moraga (anterior restaurante que ocupó el local), un espacio luminoso y moderno con vistas al Mediterráneo, optamos por sentarnos en una de las mesas. Éramos cuatro y pedimos la famosa ensaladilla rusa, boquerones en vinagre con aguacate y tomate rallado, tartar de atún, tostadas con sardina ahumada, tomate rallado y brotes y por último, paté de perdiz que venía acompañado con unas especies de regañás muy finas y de mayor tamaño que las típicas.

Hay que destacar que todo estaba exquisito. La ensaladilla es imperdible e imperdonable no pedirla. El tartar te lo preparan “en directo”: el camarero trae el tartar en un carrito a tu mesa, lo aliña y lo deja en el centro (es cuanto menos curioso). Pero para nosotros, lo mejor fue las sardinas. Es complicado elegir algo en concreto porque todo nos encantó, pero si tuviésemos que decidirnos por algo diferente, os recomendamos pedir las sardinas. Muy, muy buenas.

Nosotros pedimos todo para tapear, no fue una comida tradicional. De todos modos, aquí os dejamos las cartas de todos los espacios del nuevo Antonio Martín.

  • Lo mejor: todo estaba muy bueno. Las vistas también se agradecen mucho. Muy cómodo.
  • Lo peor: el aparcamiento, por decir algo. Pocas cosas malas podemos decir.
  • El precio: alrededor de 15€ por persona. Igual que otras veces hemos dicho que este es un precio elevado para nosotros, si la calidad es tan buena como todo lo que probamos, bienvenido sea.
  • Recomendación: lo dicho, las tostadas de sardina.
  • Nota: 9.
  • Localización: Plaza de 

Un comentario en “‘El Merendero de Antonio Martín’: un clásico que nunca falla”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.