En la plaza Uncibay hay un buffet que no es un buffet. Un sitio en el que no puedes pedir todo lo que quieras. Un buffet limitado. Eso sí, todo muy bueno, oye.

Lo mejor de Arigato es que la variedad es inmensa, tal y como se puede comprobar en su carta. Sin embargo, el local tiene unas reglas poco habituales en buffets de este estilo:

  1. No puedes pedir más de 5 piezas de sushi por persona por cada pedido al camarero (lo cual tampoco es un drama).
  2. Si dejas algo en el plato NO te dejan seguir pediendo y te cobran 1€ extra (está muy bien lo de que no se desperdicie comida y tal, pero como quieras probar algo nuevo… ¡Ay amigo! Reza por que te guste).
  3. Solo puedes pedir un postre (la queja aquí es por gula, chico. Eso sí el tamaño de los postres sí es reducido).

El buffet en el Arigato es de 12€ los almuerzos y 15€ las cenas, festivos y fines de semana. Todo esto sin bebida y con las condiciones ya comentadas. Además, el personal es nativo y van a un ritmo… Diferente. Por otra parte, no incluye todos los platos de la carta y para algunos hay que pagar un extra.

El sushi, como podéis imaginar, estaba muy bueno. Así que vamos a hablaros de lo diferente: los platos calientes. En nuestro caso pedimos dos de este tipo: arroz con pollo y pollo Teriyaki. Ambos muy sabrosos y para repetir. A la altura del precio.

Vaya, que es recomendable pero si te apetece sushi por un precio más económico ve justo a la esquina de en frente, aunque eso ya te lo contaremos en otro post.

  • Lo mejor: el sabor y calidad de la comida es muy buena. En general, si te gusta mucho el sushi está bien porque amortizas, con creces, los 15€.
  • Lo peor: El precio y las restricciones.
  • El precio: 12€-15€ por persona (sin bebida).
  • Recomendación: El pollo Teriyaki estaba realmente delicioso. Sobre el sushi, todas las piezas que probamos nos encantaron.
  • Nota: 7.
  • Localización: Plaza Uncibay, 9.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.