No sé si estaréis de acuerdo con nosotros, pero echábamos de menos un buen sitio de hamburguesas en el centro de Málaga. O bueno, un sitio que huyera de las franquicias ofreciendo el mismo estilo ‘made in USA’. BlackLabel lo ha conseguido con nota y ya está en nuestro mapa de todos los restaurantes de Málaga en los que hemos estado.

Los conocimos, suponemos que como muchos de vosotros, por lo activo que son en su página de Facebook, donde sortean frecuentemente comidas para dos personas y venden su marca con muchas dosis de originalidad. Su carta y sus fotos hicieron el resto.

Tras ponernos en contacto con ellos y reservar mesa vía Facebook (una cosa sin importancia pero que nos ha parecido destacable), nos dispusimos a probar la experiencia BlackLabel. Cuando pones tus pies en su local en calle Álamos, te adentras en una atmósfera vintage con matrículas americanas, madera y un estilo industrial que no pasará desapercibido. Un personal amable y ágil te recibe mientras te ofrece una carta de sugerencias y platos que se encuentran fuera de carta como la que podéis ver en las fotos.

La carta es simple y sabrosa. Más allá de la variedad de apetitosos entrantes que (desgraciadamente) no probamos porque vimos, echando un ojo a las mesas más cercanas, que las cantidades eran generosas nuestros ojos se centraron en el apartado para hamburguesas.

En BlackLabel todas las hamburguesas vienen acompañadas de patatas fritas. Respecto a la carne tienes dos opciones: Black angus (más económica aunque no por ello menos sabrosa) y vaca rubia gallega (carne madurada durante 30 días). La principal diferencia de ambas es la ternura. La gallega es algo más final y mucho más tierna y jugosa.

Cada tipo de carne casa mejor o peor con tu elección, aunque los camareros te aconsejarán cuál es la mejor opción de carne según la hamburguesa que pidas. Para nosotros la cosa fue así.

Qué pedimos:

  • Big Label: doble Burger, cheddar, bacon crujiente, lechuga, cebolla, pepinillo y salsa especial. La recomendación del camarero fue con la carne gallega. Era la jugosidad hecha hamburguesa. Una carne fina y tierna que se deshacía en la boca y que junto a un pan bien apetitoso y a los acompañantes creaban una genial hamburguesa. El sabor a brasas que desprendía cada bocado era atractivo al gusto.
  • Bacon cheese: hamburguesa rellena de cheddar, lechuga, bacon, cebolla crujiente y nuestra salsa bacon. Una hamburguesa muy diferente que en esta ocasión nos fue recomendada con la carne black angus, que al ser más dura, soportaba mejor el queso en su interior. Era una hamburguesa con el bacon como claro protagonista, así que sus apasionados, deben marcar esta hamburguesa como apuestas segura.

Las patatas venían servidas en una mini cesta de freidora que nos pareció original. El hecho de que vinieran con la piel es un aspecto que a nosotros nos encanta y la salsa ranchera que las acompaña está muy buena. Nos quedamos además con ganas de hincar el diente a los postres que por lo que pudimos ver y oír, estaban deliciosos.

Pero hay más, porque en otra ocasión volvimos y probamos:

  • Pulled pork con explosión de cheddar: carne deshilachada a la barbacoa con cebolla crujiente y queso cheddar. Podemos confirmar que la explosión de su nombre es completamente cierta.
  • Little Italy: provolone, mayonesa de albahaca, pesto rosso y rúcula.
  • Black ribs: jugosa costilla de cerdo deshuesada y cocinada a baja temperatura con cebolla, queso monterrey y cheddar y salsa BBQ. Mucha salsa BBQ lo garantizamos. Esta hamburguesa es para volverse locos. No os la perdais.
  • Clasic: Lechuga, tomate, cebolla, pepinillo, queso cheddar, monterrey, mayonesa y mostaza. Un clásico con el que es imposible fallar.

Si queréis ver más fotos sobre ellos, podéis echarle un ojo a su página en Facebook.

Así nos fue:

  • Lo mejor: la calidad de la carne y el sabor a brasas es muy particular.
  • Lo peor: el local es algo oscuro.
  • El precio: en torno a 15 € por persona.
  • Recomendación: merece la pena probar la carne de vaca rubia gallega.
  • Nota: 8’5.
  • Localización: Calle Álamos, 22, 29008 Málaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.