Lamentablemente Croquetería Añil cerró, aunque si eres un auténtico amante de las croquetas, te recomendamos unas caseras y muy clásicas que puedes descubrir leyendo este post sobre Asador Puerta de Málaga.

¿A quién no le gustan? Croqueta o cocreta. Dilo cómo te de la gana, pero la felicidad está solo a una croqueta.

No encontramos mejor plan para un martes lluvioso en Málaga que ir al centro a comer en ‘Croquetería Añil’. Nos lo recomendó una amiga y desde que nos habló sobre el sitio, estábamos babeando. Y no defraudó.

El local cuenta con una entrada con barra y mesitas y al fondo, hay dos salas: una con mesas altas y otra con las clásicas. La especialidad del sitio, como os podéis imaginar, son las croquetas y en se clasifican según su contenido, aunque la carta es mucho más amplia. El personal es muy amable y además tienen sugerencias fuera de carta. Nosotros cometimos el enorme error de no darnos cuenta que por la parte de atrás la carta seguía. Así que nos perdimos las minihamburguesas y otros platos.

En cuanto a las croquetas hay dos opciones. Pedir 6 croquetas o 9 croquetas. Cada croqueta cuesta 1€ sea del sabor que sea, por lo que obviamente cada opción cuesta 6€ y 9€ respectivamente. En cada plato vienen dos croquetas de cada sabor (por lo que si pides el plato de 6, tienes tres variedades). En el de 9 suponemos que habrá una variedad que elijas 3 en vez de 2, pero no lo sabemos.

Pedimos dos platos de 6 croquetas: codillo, rabo de toro, cabra y verduras asadas, cabrales, berenjenas con miel de caña, y bacalao, ajo y perejil. 6 variedades en total que nos hicieron disfrutar de 12 croquetas: 2 de cada sabor. Además, quisimos probar las salchichas “currywurst” con patatas pajas (un plato de salchichas con una salsa que tenía curry, ketchup y no sabemos si algo más). Todo muy bueno.

Las croquetas vienen acompañada por un tarrito con una salsa que no supimos identificar pero que estaba muy buena e iba bien con todas las croquetas (aunque al menos un trozo hay que probarlas solas). Sin duda la mejor croqueta con diferencia fue la de berenjenas con miel. Estaba muy buena y la berenjena no estaba en trozos, si no que estaba triturada en la bechamel. Muy, muy, pero que muy buena. Nos quedamos con las ganas de probar las de calamar en su tinta y la que peor nos supo (aunque es cuestión de gustos) fue la de queso de cabra con verduras asadas, porque sabía mucho a pimientos. Pero lo dicho, es cuestión de gustos.

‘Croquetería Añil’ es un local tranquilo y con muy buena comida, que además está muy bien de precio.

  • Lo mejor: las croquetas de berenjena con miel. Imperdonable no pedirlas.
  • Lo peor: pues diremos lo que menos nos ha gustado que fueron las croquetas de queso de cabra y verduras asadas, pero todo estaba muy bueno.
  • El precio: 10€ por persona.
  • Recomendación: lo dicho, las croquetas en general y sobre todo las de berenjenas con miel.
  • Nota: 8,5.
  • Localización: Calle Álamos, 6.

Si queréis ver más fotos, podéis acceder al álbum de la web aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.