Siempre decimos que el principal objetivo de cualquier restaurante es hace disfrutar al cliente. O dicho de otro modo, conseguir que te sientas como en casa. Pues eso es justo lo que encuentras en El Pirindín, un lugar en la zona de El Perchel donde encontrar un bar auténtico en Málaga.

Y decimos lo de auténtico porque El Pirindín no se entiende sin la confianza y buen ambiente entre trabajadores y clientes. No se parece en nada a otros bares de tapeo en Málaga de los que os hemos hablado en otras ocasiones. Es un bar idóneo para ir con amigos y sentarte en su terraza o alrededor de su barra con los productos del día.

El Pirindín

En el Pirindín, la única regla es que no hay reglas

No busques cartas, no las hay. El Pirindín es cocina de producto, de lo que se encuentre en el mercado cada día para ser concretos.

Su cuartel general está junto al Convento de San Andrés, y es un local pequeño, cargado de artilugios que se divide en dos partes por una barra. En uno de sus lados, encuentras el espejo que define su filosofía: “Self Service. No me toques los coj…”.

Interior de El Pirindín

Y no puede ser más cierto. Tú mismo puedes servirte los quintos de cerveza que estimes de la nevera, coger los cubiertos o el picoteo que tengas a mano. Cuando quieras algo de comer, pregúntale a Pedro, que él sabe mejor que tú qué es lo que quieres.

Porque Pedro es mucho Pedro. Es el padre de tu amigo, tu tío el que se tira el rollo y un bonachón que avisa de que lo que has pedido está listo con un megáfono. Y todo eso concentrado en un cocinero que no necesita de chaquetillas ni aplausos para saber cómo hacer las cosas bien. Pedro da sentido a El Pirindín.

un bar auténtico en Málaga

Porque todo ese caos que te puede parecer El Pirindín no es más que el proyecto de quien no quiere más que hacer disfrutar a la gente en su casa con unas cervezas, muchas horas de charla y la comida como excusa.

Qué pedir en El Pirindín

Pero hablemos de la comida. Como te decimos, puedes ir dos días seguidos y probar cosas totalmente distintas, porque siempre va a depender de lo que Pedro tenga listo para sacar. Pero sí hay algo que nunca falla ni falta. La tortilla de patatas. Jugosa, bien gruesa y con un doradito que te cuenta que lo mejor está en el interior.

qué pedir en El Pirindín

Nosotros disfrutamos además con un calamar a la plancha que nos hizo brindar unas cuantas veces.

producto El Prindín

Pero que si queréis estar al día de qué encontrar en El Pirindín, solo tenéis que echarle un ojo a su Facebook o a su cuenta de Instagram, por aquí son muy activos y tienen un estilo muy marcado que merece la pena seguir.

En definitiva, El Pirindín es un local de reunión y comunión con tus amigos, de buen ambiente y de profesión a la religión de bares que tenemos en nuestro país. Una experiencia que no puedes perderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.