En el día en el que los focos iluminaban al chef británico por la paella más polémica de la historia, nosotros nos poníamos las botas en uno de sus restaurantes en Inglaterra. El Jamie’s Italian nos esperaba cerca del Mersey, en Liverpool.

Desde que la gente pedía en redes sociales la inclusión de la paella como Emoji en Whatsapp, nunca se habló tanto de este plato. Jamie Oliver se atrevió a versionear una de las joyas de la corona de la gastronomía española y como consecuencia muchos se escandalizaron. Pero nosotros preguntamos, ¿quiénes somos para quejarnos si en España solo entendemos la carbonara si es con nata?

La casa italiana de Oliver nos recibía con una estantería repleta de aceites, especias y libros del anfitrión. La decoración y la amabilidad de los trabajadores está a la altura de las expectativas. Con los estómagos vacíos devoramos la carta y tras mucho dudar nos decidimos:

  • Italian Nachos: Raviolis fritos y muy crujientes rellenos de mozzarella, ricotta y Bella Lodi, servido con una picante salsa de tomate siciliana. Recomendación de una amiga que estuvo antes. Sí, hay una versión de los Nachos en su restaurante y no se parecen en nada a los mexicanos. ¿Nachos en un italiano? Sí, y vaya acierto. La salsa es el alma de este perfecto entrante. ¡Ah! Y si no te va el picante, no te preocupes, no es para tanto.
  • Mezzaluna caprese: Medias lunas de pasta rellenas de queso ricotta y espinacas en una salsa de tomate con albahaca y queso bocconcini. La pasta era fresca, las espinacas del relleno estaban deliciosas y la salsa de tomate era excelente. Puro sabor italiano.
  • The Jamie’s Italian burger: Jugosa carne de vacuno británica con bacon, cebolla caramelizada, cheddar, tomate y una mayonesa con mostaza casera. Podríamos decir que se trata de otra versión del chef porque dudo que en algún recetario italiano aparezca esta hamburguesa. Pero de verdad, qué más da. Ha sido la mejor que he comido en mucho tiempo. La carne tenía un sabor y una jugosidad que solo podían competir con el crujiente del pan (las marcas de la parrilla eran un regalo para los ojos). De sobresaliente.

Y si queréis ver la carta completa lo tenéis muy fácil pinchando justo aquí.

  • Lo mejor: Cuesta decidirse por algo. Cada uno se queda con su plato.
  • Lo peor: Quizá la limpieza. Ni mucho menos estaba sucio pero las costumbres inglesas no son las españolas.
  • Recomendación: Habiendo probado la pasta, estamos seguros de que todas deben estar buenísimas.
  • El precio: 15€ por persona.
  • Nota: 9.
  • Localización: 8 Peter’s Lane, Liverpool L1 3DE, Reino Unido.

Un comentario en “‘Jamie’s Italian’: la paella no es su única versión”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.