Cerró los ojos y allí estaba, de nuevo en Italia. Podía sentir desde el bullicio de la gente agolpándose para subirse en el vaporetto que les acerca a las siempre húmedas calles de Venecia, hasta ese beso en su último día antes de volver a España. Fueron solo cuatro meses, pero esa experiencia le obligó a madurar a sus escasos veinte años. Entonces, se sacó el tenedor de la boca y degustó los últimos aromas del plato que había pedido y que le recordaban a los sabores de los platos, que la que fue durante 16 semanas su madre le preparaba cada día en un pequeño pueblo al norte de Venecia.

Háblame de La Pala

Evocar a las raíces de cada uno es el primordial objetivo de Matteo Manzato, chef de La Pala d’Oro, el nuevo italiano que ha abierto recientemente en la Malagueta, del mismo grupo que Millesimee, que está justo al lado. Matteo tiene una pulsera en forma de tenedor que le ata a la cocina, aunque viendo la ilusión con la que habla, más que un brazalete parece un anillo de compromiso. La historia de La Pala se abrió camino en Benalmádena, donde tienen su restaurante original en un encuadro mágico para las noches de verano. El de la costa malagueña es un local con alma en el que, ya sea por su terraza, por el jazz y cuidado ambiente de su interior o por las blancas y típicas callejuelas andaluzas que lo rodean, sabes que vas a disfrutar.

Aunque el nuevo no tiene nada que envidiar. Mantienen la esencia y se ha situado en un marco inconfundible por su elegancia y simbolismo en la historia de Málaga: junto al hotel Miramar. Lo que es indudable es que La Pala d’Oro se distingue de sus competidores rompiendo moldes. Pensad en el clásico italiano que conoceis: pizzas y pasta con montones de ingredientes para gusto de todos sobre manteles de cuadros rojos y blancos. Seguro que no nos hemos desviado mucho del dibujo que os habíais hecho. Pues borrad todo eso, La Pala es otra cosa. Mantelería cruda, un reservado, paredes en parte desnudas y otras revestidas de madera con botellas de vino de gusto exquisito que sirven en sí de decoración gracias a un brillante que solo equiparan sus acristaladas lámparas.

Aunque si esta experiencia os parece insuficiente, creemos que una buena carta de presentación es saber que un miércoles cualquiera como el que fuimos, el restaurante estaba lleno y de no haber sido porque teníamos reserva nos habríamos quedado con las ganas de disfrutar de sus platos.

Si a todo esto le sumas que las recomendaciones ofrecidas por Simone, responsable de sala, y su equipo son siempre un éxito poco más se puede añadir. Y es que ir a un italiano y que los encargados de atenderte sean del propio país transalpino, a nosotros al menos, nos da mucha fiabilidad.

¿No os hemos hablado del vino? Bodegas Astoria tiene una importancia capital en la atmósfera del restaurante. Como el chef Manzato nos contó, son vinos para disfrutar, tanto para entendidos como para neófitos. Abrir la mente a vinos jóvenes y frescos con menor graduación es una alternativa para acompañar los platos que no pasará desapercibida.

Las cartas sobre la mesa

Habiendo leído y releído las opciones que barajábamos nos decantamos por un entrante y dos principales que posteriormente compartiríamos. ¡A ver quién es el valiente que no se atreve a probar más!

La carta de La Pala d’Oro no es especialmente extensa, lo que significa que tienen muy claro la línea a seguir y hacen una selección de sus mejores recetas. Tras aclararnos, nos decidimos por:

  • Burrata pugliese D.O.P. con tomate semi dry y crema de albahaca: una recomendación de la casa que sabe a gloria. Los que nos seguís por redes sociales pudisteis ver como estallaba ese queso. Fresco, divertido, que provocó un silencio en la mesa que evidenciaba que las palabras estaban de más.
  • Pizza Alma (Tomate, mozzarella, 4 quesos y champiñones): ¿Os volvéis locos con la pizza? Pues esta pizza es la locura en sí. Estábamos tanteándola como opción (también pensamos en la diavola) y cuando oímos al camarero decir a otra mesa que su favorita era la Alma, no dudamos. Una masa que por sí sola ya tiene sabor y unas ingredientes de primer nivel que se funden en tu boca. Un orgasmo de quesos al paladar.
  • Tagliatelli con ternera blanca, boletus y trufa: cuando estas palabras salieron de la boca del encargado de atendernos como recomendación de fuera de carta, mis ojos se iluminaron. Amo la pasta y soy bastante tradicional, de hecho iba a pedir unos spaghetti a la carbonara, pero qué bien hice cambiando. Desde que te sirven el plato el aroma de la trufa entra por la nariz y te acaricia por dentro. Y el sabor, intenso, solo hace que quieras volver a citarte con el tenedor.

¿De verdad merece la pena?

Sí y mucho. Hemos ido en más de una ocasión y hay más platos para querer quedarte a vivir en ellos. El gazpacho de fruta de la pasión es tan arriesgado como fresco y delicioso. La calidad de la pasta es incuestionable. De corte irregular, lo que deja ver que es inequivocamente hecha en el propio restaurante.

Pero sobre todo, porque se aleja del italiano convencional y se acerca a la cocina de las casas de Italia. Por eso, además de ser una experiencia que no admite error, es también un viaje para tu paladar.

3 comentarios en “La Pala d’Oro: elegancia italiana a la mesa”

  1. Todos estos platos son ya conocidos en la romamtica, calle carcer, en la subida al teatro cervantes, su gran cocinero, un artesano de la pasta y de productos tipicos italianos, como sus grandes quesos y mozzarelas, su trufa q el esibe con orgullo a los comensales ya desde hace dos años, y sus pastas rellenas elaboradas por el personalmente a mano, son inigualables trato exquisito y familiar, este chef lleva dos años al frente de la cocina y tengo q decir es un honor comer en su casa.

    1. Una pequeña aclaración llevo en España y cocinando estos platos desde haces 12 años. Esto se refería a una nueva abertura. De toda forma ya no estoy en este restaurante.

      1. Sí, Matteo, así es. Como hemos comentado al publicar este post en RRSS, este es un antiguo post de cuando se abrió el restaurante en Calle Keromnes, en la Malagueta.

        Un saludo y gracias por escribir ;D

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.