El Mercado de la Merced ha vuelto a cerrar sus puertas por impagos, aunque si te gusta el concepto del mercado gastronómico no dejes pasar la oportunidad de pasarte por el Mercado San Luis en Estepona.

El mercado de la Merced es un enclave privilegiado dentro del centro de Málaga, cuya restauración era una asignatura obligatoria. El resultado: un entorno más similar a uno de los muchos mercados madrileños que dan vida a la capital.

Era harto complicado que la renovación del mercado de la Merced no fuese un acierto. Parece que a la gente le ha gustado esa idea de tener una amplia variedad de productos en un mismo espacio y lo cierto es que el Mercado funciona.

Es un ambiente clásico al de los mercados madrileños con mesas altas y zonas habilitadas para tomar copas. En las horas con más gente, las mesas pueden ser pocas aunque acabas encontrando sitio donde poner tus platos. En resumen, hay todo tipo de comida. Igual se echa de menos algo de típico pescaito frito, pero seguro que irán creciendo y en verano contarán con ello. Locales de hamburguesas, croquetas, tortilla, arroz, encurtidos, carne… Aquí podéis ver la oferta al completo.

Nosotros fuimos a tapear y empezamos en la Cheeserie. Hay dos cartuchitos  de distinto tamaño (de 5/10€ o 6/11€ según el tipo de queso). Comenzamos con un pequeño cartucho con trocitos en dados. El queso era un semicurado de Cádiz hecho con leche de oveja y cabra. Estaba muy rico. Además, el personal es muy amable y te ayuda a elegir si estás en duda.

Tras buscar una mesa, pasamos al que acabó siendo nuestro favorito: baga. Un local de hamburguesas de buey, ternera o chivo. Los ingredientes que acompañan a la carne en la hamburguesa lo ponen ellos. Pedimos dos miniburger de chivo y ternera por 3€ cada una. Ambas estaban muy ricas. Muy recomendable.

No quisimos marcharnos sin ir a la Croquetería Gourmet. Ya probamos este local cuando estaban en la Plaza de Toros y el recuerdo fue mejor que lo que probamos ayer. Optamos por las 6 croquetas por 5€ y escogimos dos de espinacas, setas y trufa, dos de rabo de toro y dos gorgonzola. Las de rabo de toro tenían algo que no supimos identificar, pero no nos gustó mucho. Las de trufa estaban deliciosas y las de queso también, aunque lo cierto es que estaban un poco aceitosas.

Por último, había un local que desde que llegamos nos llamó mucho la atención: Cot-cot. Era básicamente un espacio dónde había distintos tipos de tortilla e incluso cazuelitas con huevo y patatas. Podías elegir entre tortilla de judías verdes, champiñones, chistorra/chorizo, sobrasada, calabacín, cebolla… Aunque creemos que los ingredientes los van cambiando. Nosotros fuimos a por lo clásico guiándonos porque nos gusta más cuando está poco hecha y pedimos la tortilla con cebolla. Estaba buena, sí, pero para ser un sitio exclusivamente de tortilla esperábamos algo mejor.

En resumen, nos gastamos 21,50 en total contando todo lo que comimos y la bebida. Unos diez euros por cenar tapeando el pleno centro.

  • Lo mejor: las miniburger. Muy buenas.
  • Lo peor: en general nos esperábamos todo mejor. La tortilla no cumplió con las expectativas y las croquetas pues bueno, las hemos probado mejor.
  • El precio: 10€ por persona.
  • Recomendación: las hamburguesas. Tampoco probamos mucha variedad.
  • Nota: 7.
  • Localización: C/Merced, 1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.