La calle Duque de la Victoria nos escondía un secreto que desconocíamos por completo. Mura mura es un regalo que se disfruta en el centro de Málaga y donde gozar de una comida original es muy fácil.

Mura mura es una ostería, que para quien no lo sepa es algo así como lo que sería una taberna o una tasca en España. Estos locales suelen estar más ligados al vino que a sus platos, aunque al igual que ha ocurrido aquí, han ido evolucionando para mantener ese ambiente cercano y agradable pero con una propuesta gastronómica mucho más mimada.

Mura mura Málaga

Cómo es Mura mura

La mejor palabra para definir su ambiente es vintage. Su decoración combina maderas oscuras con lámparas y radios que dan un ambiente oscuro pero muy cálido que se justifica con lo personalizado de sus platos. El entorno te envuelve y te hace sentir a gusto.

El local apenas cuenta con ocho mesas, por lo que las reservas son más que recomendables. Podéis hacerla en su página web, que aunque no está actualizada, permite confirmar vuestra cita.


Qué comer en Mura mura

Carmine Guarino es quién está detrás de las propuestas de Mura mura y quien nos atendió con un cuidado exquisito, mostrando un equilibrio perfecto entre cordialidad y profesionalismo.

Tal y como cuenta en este artículo de Diario Sur su origen del sur de Italia tiene una clara referencia en unos platos con materias primas de aquí y de allá, pero siempre priorizando la calidad del producto, que en Mura mura es claramente protagonista.

mesa en Mura mura

Nuestra comida

Tras muchas recomendaciones de amigos reservamos mesa para cenar en Mura mura. Nos sorprendió al llegar su ambiente porque a pesar de estar lleno, se respira una aroma hogareño. Quizá sean por los olores que salen de su cocina abierta o por los murmullos de las charlas entre mesas pequeñas. Sea como sea, nos encontramos realmente a gustos.

Su carta, que cambia por temporada, nos hizo disfrutar más si cabe y nos costó decidir de qué prescindir. Finalmente disfrutamos con:

Cubos de ternera marinado, calabacín en escabeche y crujiente de parmesano

Un exquisito plato con una presentación en velo. El queso cubre su interior guardando los trozos de ternera con un sabor intenso que casan con el fondo y con el queso en red a la perfección.

Carta de mura mura

El fondo, como suele pasar, es lo mejor. Un escabeche sabroso que cubre la lengua y que invita a rebañar cuando se acaban el resto de ingredientes del plato. Una forma óptima para empezar la comida.

Entrante Mura mura

Huevo cocinado a baja temperatura con ragu napolitano y stracciatella de búfala

Seguimos con un icono de su cocina. Una versión de un plato clásico italiano que sabe a cocina de abuela. Un salsa de tomate casera para enamorarse se funde con un huevo cuajado y el siempre idóneo sabor del queso italiano. Todo ello acompañado de migas de pan crujientes que le dan el toque crunchy a un plato de siempre servido como nunca.

Italiano en el centro de Málaga

Spaghetti ‘aglio nero olio peperoncino’ y esferas de anchoa

Como buen italiano en la pasta se hacen fuertes y muestran todo lo que tienen dentro. Un buen ejemplo son estos espaguetis con unos ingredientes muy bien separados en la disposición del plato pero que en boca comienzan a aparecerse paulatinamente creando un recuerdo delicioso. No podéis perderos esta opción.

Pasta en Mura mura

Torta di ricotta e pere

Acabamos con una opción dulce que puso el broche de oro a una cena de diez. La torta di ricotta e pere es el dulce perfecto. No es la primera vez que hablamos de que los dulces italianos son los grandes tapados de su cocina, y en Mura mura se hace más evidente si cabe.

Seré claro: no me gusta la pera. Sin embargo, encontrar los trozos dulces de la fruta mientras ahondaba con la cuchara en la tarta de queso era un auténtico gusto. De esos platos que podrías comerte en un minuto pero quiero hacerlo lento para disfrutarlo a fondo. El cacao espolvoreado eleva el placer.

postre Mura mura

A fin de cuentas

En sus cuentas de Facebook e Instagram podéis ver cómo su equipo y el producto son los claros protagonistas. Disfrutan de lo que hacen y cómo lo hacen, y eso se refleja en una cocina cuidada que invita a ser recomendada.

Lo mejor: que es un lugar perfecto para descubrir las arepas.

Lo peor: pedimos demasiado para cenar.

El precio: 10-15 euros por persona.

Recomendación: id a tiro hecho y pedid algunas de las arepas más clásicas y no algunas tan elaboradas como las nuestras.

Nota: 7,5

Teléfono: –

Localización: Calle Marín García, 6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.