¿Aún no has probado el restaurante en Cerrado de Calderón? No piqui cuenta con una cocina non-stop en la que encontrar una amplia variedad desde por las mañana hasta que echa el cierre.

No piqui es un restaurante al estilo de los que encontramos en Pedregalejo, en el multicentro, una zona comercial en pleno corazón del barrio de Cerrado de Calderón.

Ensaladas, hamburguesas, pizzas, brunches, focaccias… Una más que amplia carta que dejará satisfecho a todos. Todos sus productos son naturales y las masas de pizza y focaccia están hechas en el propio local y podemos garantizar que tienen un sabor sensacional.

Pero estos chicos vienen con sorpresas bajo el brazo. Si le echáis un ojo a su página de Facebook os daréis cuenta de que suelen compartir promociones para probar diferentes platos que merecen mucho la pena. Sabemos que estamos dando demasiada información, pero no es preocupéis que os dejamos todo bien explicado en la carta de No Piqui.

Además, No Piqui cuenta con servicio a domicilio si vives entre El Candado y La Malagueta. No te lo pienses, que nosotros somos clientes habituales.

Cocina non-stop muy sabrosa:

  • Hamburguesa personalizada: 250 gramos de carne Black Angus uruguaya, queso provola, bacon, tomate seco, aguacate y salsa ‘kemakulo’. Una hamburguesa que cabe en la boca por los pelos. El punto de la carne, con la dificultad que conlleva con su grosor, era perfecto. Tierna, jugosa y muy fácil de disfrutar. Sobre la elección de los ingredientes, depende de los gustos, pero funcionaban perfectamente. El picante de la salsa era justo para dar sabor y no robar protagonismo a lo demás. Y tranquilos, no hace honor a su nombre.
Hamburguesa No Piqui
Hamburguesa personalizada
  • Ensalada personalizada: mezcla de lechugas, canónigos, cous cous, pollo a la plancha, medallón de queso de cabra, aguacate, pasas y vinagreta de mostaza y miel. Deliciosa. Los sabores morunos del cous cous daban vida al plato. Si a esto le sumas que el queso venía dorado por un soplete y que la salsa era exquisita, no nos queda más remedio que recomendarla con la boca llena. La ensalada venía servida con porciones de focaccia que volaron.
Ensalada No Piqui
Ensalada personalizada

La hamburguesa incluye unas patatas crujientes y sazonadas difícil de resistir para aquellos que pensamos que las patatas son tan importantes como la propia hamburguesa. El personal es agradable y amable, aunque siempre que vamos nos queda la sensación de que son algo lentos. El local suele estar lleno, y es que su cocina non-stop te permite adaptarte a lo que te apetezca en cada momento.

A fin de cuentas:

  • Lo mejor: la decoración, el ambiente, la novedad… ¡Imposible no desconectar!
  • Lo peor: por decir algo, la tardanza.
  • El precio: en torno a 10-12 € por persona.
  • Recomendación: No dejéis escapar la focaccia.
  • Nota: 8’5.
  • Localización: local 13, Paseo Cerrado de Calderón, 8, 29018 Málaga.

Brunch en No piqui

Tras esta aventura gastronómica no quisimos dejar de introducirnos un poco más en el universo de No piqui y repetimos para probar sus brunchs. El resultado no decepcionó. Nos pedimos la opción Benedict: rebanada de pan con tomate, huevo benedict con salsa holandesa, aguacate, semillas de amapola y germinados + bol de frutas + café + zumo de naranja.

Benedict
Benedict

Una opción con la que es imposible empezar mal el día por 7,90€ y mucho sabor. El bol de frutas consistía en trozo de melón, manzana, kiwi, mango y zumo de naranja. Healthy food para el desayuno que os levantará el ánimo.

Brunch No piqui
Brunch No piqui

Un comentario en “No piqui: cocina non-stop en Cerrado de Calderón”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.