Aunque sé que esto va a sonar muy falso, empecé a amar la cerveza por Alhambra. Me explico: estudié en Granada y aunque era de esos que decía que jamás iba disfrutar tomándome una cerveza, cuando llegué a la capital de Alhambra me dio vergüenza reconocer esta afirmación. Total, que me arranqué con una Alhambra verde y desde entonces y tras pasar por Bruselas o Praga, no he podido hacer otra cosa que enamorarme.

Por eso, cuando el gran Antonio Ismael, presentador de Málaga al Día, nos invitó a una de las noches Alhambra en Málaga, no pude rechazarlo. La verdad es que la forma en la que presentan el evento es bastante original. Te citan en un lugar y hora determinados, informándote de que es un evento selecto (no más de 40 personas) y poco más, porque todo debe quedar en un relativo secreto con el que quieren sorprender.

En el caso de Málaga la sorpresa se tornó aún mejor cuando nos dimos cuentas de que estábamos en la parte trasera del museo del vidrio, un palacio poblado de cristales valiosísimos y preciosos cuadros que el propio dueño de la colección nos enseñó en exclusiva.

Las cenas de #NochesAlhambra

A unas cervezas Alhambra Especial les acompañaron unos interesantes aperitivos:

  • Cubo de huevo de toro, pesto y salazones.
  • Ajoblanco de coco con gambas de Málaga y mango.
  • Ostra ceviche, crudités y algas.
  • Dumpling de pollo y vegetales, tong yang, cacahuetes y miel.

Aunque para ser honestos, la mejor sorpresa para mí fue cuando tras la ruta por la vieja casona, el chef responsable del menú salió para presentar los platos. Richard Alcayde, el concursante malagueño de la última edición de Top Chef era el culpable de lo bien que cenamos esa noche.

Con una Cerveza Alhambra Reserva 1925 brindamos por los primeros platos:

  • Gazpacho de huevo de toro, conchas finas y amontillado.

  • Tartar de atún rojo, ponzu texturizado y cebollitas crudas.

Y con una cerveza Alhambra Reserva Roja nos enfrentamos a la segunda tanda:

  • Sardina asada con gazpachuelo frío de cítricos y jengibre.

  • Costilla de Angus a 85ºC, patatas, kimchi y polvo lío de huevo de toro.

Aunque por supuesto quedó sitio para el postre, unas frutas al cubo que pusieron el broche de oro a una cena que cervezas Alhambra quiso ofrecer en Málaga dentro de su ruta por toda España.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.