El antiguo Nuevo & Sur ha pasado a llamarse Paralelo y desgraciadamente, aún no hemos pasado por su cocina. Mientras, podemos recomendarte otro genial sitio para cenar en el centro de Málaga muy cerquita.

Las calles aledañas al teatro más icónico de Málaga se han convertido en un enclave a tener muy en cuenta cuando quieres salir a tomar algo. Si sabes escoger bien, da gusto tapear por el Cervantes y eso lo demuestran locales como Paralelo.

Recientemente el antiguo Nuevo&Sur ha cambiado su nombre a Paralelo. Escribimos un post sobre ellos en el que contábamos que la experiencia podía ser mejorable. Unos días más tarde, en nuestro Facebook apareció un mensaje de los chicos del antiguo Nuevo&Sur en el que nos agradecía que les hubiéramos visitado y nos citaban nuevamente en el restaurante para ofrecernos unos platos que dignificaban la cocina que ellos defienden y el concepto que quieren transmitir a sus clientes.

De modo que cerramos la fecha y nos dejamos deleitar por las suculentas propuestas que nos tenían preparadas. Tenemos que reconocer que no esperábamos que nos colmasen con platos tan elaborados y atractivos para todos los sentidos. Comer en Paralelo es una experiencia que va más allá del sentido del gusto.

Qué comer en Paralelo

Ya avisamos que todo lo que os contemos ahora puede haberse modificado con el cambio de nombre y chef, aunque os repetimos que esto es lo que tomamos en nuestra última visita. La primera sorpresa vino en botellín de cristal: una cerveza casera que nos encantó. Una mezcla de agua, lúpulo, malta y levadura que hace de esta rubia la mejor cerveza artesanal fabricada en Málaga que hemos probado hasta la fecha.

Cerveza made in Paralelo
Cerveza made in Paralelo

Siempre decimos que la misión de todo restaurante es hacer disfrutar a sus comensales y en Paralelo lo hicimos. Y mucho. Plato tras plato fuimos dejándonos sorprender. Esto es lo que probamos:

  • Ostras con especificaciones de yuzu amarillo y wasabi y jeringuilla de jengibre: quien no conozca el yuzu puede conocer este cítrico pinchando en este enlace. Era la primera vez para nosotros y lo cierto es que su acidez combinada con el amargor del jengibre y lo picante del wasabi desemboca en una mezcla perfecta junto al potente sabor a puro mar de las ostras.
Ostras con especificaciones de yuzu amarillo y wasabi y jeringuilla de jengibre
Ostras con especificaciones de yuzu amarillo y wasabi y jeringuilla de jengibre
  • Zamburiña al horno y ahumada, con salsa de maracuyá y ají amarillo: el ají amarillo, originario de Perú, es un producto que no conocíamos y que nos convenció por tener un nivel de picante perfecto. Todo servido sobre un ladrillo. Sí, un ladrillo.
Zamburiña al horno y ahumada, con salsa de maracuyá y ají amarillo
Zamburiña al horno y ahumada, con salsa de maracuyá y ají amarillo
  • Falso nigiri de atún: Una genialidad que no nos cansaremos de recomendar. Es de lo mejor que hemos probado últimamente sin ningún tipo de duda. Técnicamente, se trata de un taco de atún crudo que presentan con unas brasas en el mismo sobre un aguacate en tempura que mantiene su textura interna a la perfección y le añade el crujiente de la fritura japonesa, en salsa de ají amarillo, mojo verde y mayonesa nipona. En resumidas cuentas, una propuesta distinta de la exitosa apuesta del aguacate con pescado crudo (ya sea salmón o atún). El mojo verde es la mejor de las tres salsas que acompañan al plato. Un imperdible de Paralelo.
carta de paralelo
Falso nigiri de atún
  • Chips de alga, salmorejo de aguacate, salsa de frutos rojos y salmón marinado: lo mejor de este plato es la presentación, que precisamente no viene en plato. El camarero sirve en la mesa esta creación sobre un papel donde los productos aparecen de forma asimétrica dando color y volumen. A nivel gustativo esta opción es algo así como una deconstrucción de sushi, donde al aunar todas sus partes tienes el sabor de un maki delicioso. La forma de meter mano es divertida aunque puede ser algo incómoda si hace viento o si no estás en confianza.
Chips de alga, salmorejo de aguacate, salsa de frutos rojos y salmón marinado:
Chips de alga, salmorejo de aguacate, salsa de frutos rojos y salmón marinado:
  • Solomillo marinado en soja y jengibre durante un día, sésamo, alioli de wasabi y mayonesa japonesa: en este caso, la forma de comer sí es la más acertada. Sobre una tabla, el tataki se presenta cortado en finas lonchas sobre pimientos y con cuatro pegotes de salsa en cada esquina, fáciles de coger, mojar y tomar con palillos. El sabor es realmente atractivo y untuoso.
Solomillo marinado en soja y jengibre durante un día, sésamo, alioli de wasabi y mayonesa japonesa
Solomillo marinado en soja y jengibre durante un día, sésamo, alioli de wasabi y mayonesa japonesa
  • Pulpo a la brasa con mayonesa ají amarillo y azafrán, sobre boniato, todo ahumado: cuando nos trajeron a la mesa este plato, venía con una cúpula de cristal completamente llena de humo que impedía ver el contenido. Este sabor ahumado está presente en cada composición. Personalmente, fue una de mis opciones favoritas gracias a su sabor y a la mayonesa de acompañante. Delicioso.
Pulpo a la brasa con ají amarillo sobre boniato, todo ahumado
Pulpo a la brasa con ají amarillo sobre boniato, todo ahumado
  • Helado de violeta: el plato más sorprendente y a un precio excelente. Es un postre genial tanto por su presentación como por su sabor. Un acierto asegurado. Se trata de un helado de violeta con un frescor y dulzor perfectos acompañados por peta zeta, barquillo, galleta en polvo, yoghurt, sirope de chocolate y algodón de azúcar. El último plato te deja en el recuerdo una apariencia infantil y sutil que por sabor te convence a cada cucharada.
Helado de violeta
Helado de violeta

Por qué ir a Paralelo

Nos retiramos del local bastante sorprendidos con cada plato y la creatividad que derrochaban. Su carta es algo distinta aunque si algo de esto os convence, no dudéis en pedirlo. Su personal es amable y la decoración del local no te dejará indiferente. Quizá sea algo caro en relación a la cuantía, que no son las óptimas para aquellos a los que os gusta saciaros en cantidad más que en calidad, pero como experiencia gastronómica, Paralelo merece la pena y mucho.

Un comentario en “Paralelo: tapear por el Cervantes”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.