Brunch, esa comida tan de moda que se basa en ponerte las botas a media mañana. Y es que cualquier hora es buena para comer lo que te gusta, pero si además lo haces con una presentación chula y acompañado de un buen café, el resultado es genial. Nuestro último día en Madrid terminó con la búsqueda de un local donde hacer un brunch antes de meternos en el coche camino a Málaga.

Rastreamos por internet y nos encontramos con un post muy chulo del blog eat&love que nos decía exactamente lo que estábamos buscando: cuáles son los mejores brunch de Madrid, su precio medio, si sirven entre semana y dónde están. Si nos hubiésemos decidido por las fotos, habríamos hecho un tour por toda la capital, pero el tiempo apremiaba y ‘Pum pum café’ era el que más se ajustaba a nuestras necesidades.

En cuanto nos bajamos en Lavapiés solo tuvimos que seguir la calle que seguía recta la boca del metro para llegar a Tribulete 6, donde nos encontramos con una cafetería muy acogedora. Pum pum es algo sombrío y su decoración, de ladrillo con un toque desgastado. Las mesas y las sillas son de colegio, literalmente, pero extrañamente no choca en el local y nos dimos cuenta cuando ya llevábamos un buen rato dentro. El personal es muy agradable y estuvieron pendiente de nosotros en todo momento. Supimos desde el primer momento que habíamos acertado cuando no dejaba de entrar gente de lo más variopinto (para sentarse o para pedir algo para llevar) constantemente.

Su cocina viene del norte de Europa y dulces como cookies, brownies o bizcochos de zanahoria no te dejarán indiferente. En su cuenta de Instagram podéis ver que hay poca broma cuando hablamos de su calidad. Dispuestos a disfrutar, pedimos algo para compartir y una buena tostada para cada uno:

  • Huevos Pum pum: huevo Benedictino sobre tostada de aguacate con salsa especial. De esto pedimos uno para cada uno. Y es que cuando el huevo se rompe y la yema riega la tostada te quedas embobado. Personalmente conocí los huevos benedictinos en los desayunos de Liverpool y desde entonces no puedo evitar pedirlos cuando tengo oportunidad. El pan era negro al estilo alemán y de un crujiente que combinaba a la perfección con la suavidad del aguacate, el huevo y la salsa. Así se empieza bien un día.
  • Tazón de yoghurt con plátano, fresa, kiwi, granola, chocolate y coco rallado: una perfecta opción para dos. Lo importante en esta elaboración es que la fruta esté tan buena como el propio yoghurt y esto en Pum pum esta asegurado. Una opción healthy que te dejará con el estómago más que satisfecho.

Brindamos por lo bien que desayunamos con un buen vaso de jarra de zumo de naranja natural y un café con leche de indudable calidad.

  • Lo mejor: la tostada en general y específicamente el huevo y su salsa. ¡Delicioso!
  • Lo peor: el espacio en la mesa. Era pequeña y cada plato venía con una base de madera u otro elemento para una mejor presentación que invadían casi al completo el espacio.
  • El precio: en torno a 10€ por persona. Hay que tener en cuenta que esto es Madrid.
  • Nota: 9.
  • Localización: Calle del Tribulete, 6, 28012 Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.