Era verano cuando escuchamos por primera vez el nombre de Uvedoble. “Es un restaurante muy pequeñito que está en calle Císter. Tenéis que ir, está genial”. Y así lo hicimos una y otra vez, pero nunca llegamos a sentarnos porque siempre, siempre, siempre, estaba lleno.

Fuimos incluso a las 20:30, pero al ser fin de semana, nos daban casi una hora de espera. Pero hoy ha sido el día. Hoy hemos comido allí y hemos podido comprobar que todo lo que habíamos oído era cierto: Uvedoble está muy bien.

Es un pequeño local, muy cerquita de El patio de los Naranjos, con una larga barra que separa dos pequeños espacios con un puñado de meses. En un ambiente elegante que ya te hace pensar que algo bueno se está cociendo (y nunca mejor dicho), Uvedoble te va poniendo los dientes largos al ver los platos que viajan por todas las mesas.

Aquí os dejamos la carta completa en PDF, para que le echéis un ojo tranquilamente.

Os contamos qué pedimos:

  • Fideos negros tostados con calmaritos de Málaga: ¡y acompañados con alioli! Era la tapa pero la cantidad era contundente y estaban absolutamente deliciosos.
  • Ceviche de pez espada con aguacate de la Axarquía: era la primera vez que probaba el ceviche y la sorpresa ha sido grata. Un plato con un punto justo de cítrico para que tu lengua te pida más y más. Rico, rico.
  • Hamburguesita de ternera y foie: la hamburguesita se deshacía en la boca. Era jugosísima y junto al pan la convertían en cuatro bocados memorables.
  • Tacos de pulpo asado con patata y cebolla: en este caso si era poca cantidad, pero el puré de patata que acompañaba al pulpo era cremoso y más que apetecible. El pulpo además venía con un poco de picante que ensalzaba su sabor.
  • Flamenquín de presa ibérica con mayonesa de mostaza: esto que puede parecer tan simple, me conquistó. Cuando quisimos cortar los trozos para empezar a comer el queso no dejaba de seguirnos. Me río de los anuncios de pizza. Eso sí que era estar bien fundido. Simple, buenísimo y con una mayonesa con mostaza antigua que lo hacía más sabroso si cabe.
  • Cordero lechal deshuesado con cous cous: un pequeño bocado, para una sola persona, que decidimos compartir. El crujiente de la parte exterior del cordero, que estaba tostado, era excelente. Con ello se despidió nuestro paladar.

Uvedoble, un restaurante en el centro de Málaga del que me fui con el estómago sonriendo y con muchas cosas por probar. Una apuesta segura a la que volveré más tarde que temprano.

  • Lo mejor: Me cuesta muchísimo decir una sola cosa. No sé si fue por ser lo primero que probamos, pero los fideos negros nos supieron a gloria.
  • Lo peor: Pues os diremos que la espera si queréis ir, porque está siempre lleno. Aunque esto habla bien de ellos… Un lío.
  • El precio: Entre 10-12 € por persona.
  • Recomendación: Cualquier cosa. Nosotros apostamos por pedir las cantidades más pequeña de cada plato para probar de todo y salimos muy, muy satisfechos. 
  • Nota: 9.
  • Localización: C/ Císter, 15

2 comentarios en “‘Uvedoble’: Elegancia, calidad y mucho sabor”

  1. Desde APETECE ecológicos, en calle Camino del Pato, 16- 29004 MÁLAGA – Tlf. 951-286303 – Productos y Elaborados Ecológicos y de Herbodietética, os aconsejamos una visita a UVEDOBLE y probaréis comidas exquisitas. ¡¡ ENHORABUENA ¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.